Qué ver en dos días en la ciudad de dos continentes: Estambul

La llegada a Estambul vía mar es algo emocionante. Mientras el crucero se acerca al puerto, se va dibujando la ciudad con todas las siluetas de las cúpulas redondas y los minaretes de las mezquitas que se reparten el panorama. Uno de los “skyline” más bonitos y singulares del mundo.

dscn0489

Estambul es única, no sólo por estar montada en dos continentes: Europa y Asia, sino también porque –gracias a esa posición estratégica- allí se han establecido los griegos, romanos y venecianos y otomanos. Su sobresaliente valor universal ha hecho que su zona histórica sea declarada “Patrimonio de la Humanidad” de la Unesco.

dscn0509

El lado asiático está separado del lado europeo por el estrecho del Bósforo. La mayoría de los principales lugares turísticos están en el lado europeo. El corazón de Estambul es la plaza SultánAhmet que une a la mezquita Sultán Ahmet (mejor conocida como la Mezquita Azul) y Santa Sofía.

dscn0517-1

La Mezquita Azul es una de las más grandes de la ciudad y tiene seis minaretes. La parte interior está revestida de 20.000 azulejos de cerámica hechos a mano con más de 50 diseños diferentes de tulipanes, frutas y cipreses. Fue construía para competir con Santa Sofía.

dscn0506

Santa Sofía o Aya Sofía (que significa sabiduría divina) fue candidata a las nuevas maravillas del mundo por su rica historia, importancia religiosa y extraordinaria belleza.

Esta estructura es un prodigio de la ingeniería, su cúpula es una de las más grandes del mundo cristiano, y fue la iglesia más grande del mundo durante unos 500 años, hasta que fue construida la de Sevilla. La actual Santa Sofía es la tercera estructura (construida en el año 537). Las dos edificaciones anteriores fueron quemadas y destruidas en disturbios.

dscn0491

Este edificio sirvió como catedral ortodoxa del rito oriental cuando la ciudad era Constantinopla, catedral católica del rito latino durante las Cruzadas, mezquita durante el Imperio Otomano y, finalmente, en 1935, el presidente Ataturk la convirtió en un museo.

El interior de Santa Sofía muestra las marcas de cada uno de sus huéspedes: los ortodoxos en la nave central con los cuerpos triangulares (que unen las estructuras verticales a las cúpulas) que fueron decoradas con ángeles (los dos del lado oriental aún son originales), igual que en la mayoría de los capiteles, que cuentan con la intrincada decoración de inspiración vegetal bizantina, incluyen en su iconografía las iniciales del emperador Justiniano y su mujer Teodora. Por otra parte, las huellas de la conquista islámica se encuentran en la cúpula con citas coránicas y los enormes medallones con caligrafía cúfica, recuerdan a Alá, Mahoma y los cuatro primeros califa, así como también en los preciosos pabellones de mármol utilizados por los lectores del Corán

Las Cisternas de la Basílica, localizadas frente a Santa Sofía, fueron construidas también en época bizantina, son muy famosas y su aire misterioso las hizo locación para James Bond “Russia with Love” y la escena final del libro –y la película sucesiva- de Dan Brown “Inferno”.

stambul-1131

stambul-1117

Por detrás de Santa Sofía se encuentra mi lugar preferido, al cual le dediqué la mayor cantidad de tiempo de mi visita a Estambul: el Palacio Topkapi, la residencia oficial de los sultanes durante el Imperio Otomano. En este maravilloso palacio se puede explorar el tesoro imperial, la sala de las reliquias, así como también las construcciones en la terraza sobre la desembocadura Cuerno de Oro, la piscina y los quioscos adornados por maravillosos azulejos.

stambul-1137

stambul-1134El harén del palacio (por el que hay que pagar un precio extra, pero vale la pena) es bellísimo ocupa una extensa area  y era la residencia privada del sultán, su familia y las 400 mujeres que formaban su cortejo de concubinas, amantes y favoritas.

Muy cerca al complejo palaciego Topkapi se encuentra el Hipódromo de la época bizantina y del cual solo queda el muro decorado que dividía la pista de carreras en dos y la Columna de Constantino, un obelisco de factura tosca.

A una corta distancia a pie de Sultanahmet se encuentra los barrios de Çemberlitas y Beyazit. Las dos grandes atracciones del lugar son el Gran Bazar y la magnífica mezquita de la Suleymaniye.

dscn0521

El Grand Bazaar, uno de los mercados cubiertos más grandes del mundo. Es definitivamente el mejor lugar para comprar, ya que cuenta con 4.000 tiendas (ver los tips, para más detalles). También se encuentra el característico Mercado de las Especies.

dscn0585

Suleymaniye, la mezquita de Solimán “el magnifico” es una de las obras más representativas del arte islámico, aunque menos conocida que la Mezquita Azul, a mi parecer es más hermosa, quizás porque fue edificada por el más famoso arquitecto Otomano Sinán, mientras que la Mezquita Azul fue diseñada por un discípulo de él.

img_0577

dscn0610

La estructura de la mezquita de Solimán es un fiel reflejo de la valía política del personaje, al cual está dedicada con el lujoso patio del templo con galerías soportadas por columnas rescatadas de las ruinas de los palacios bizantinos, y puertas de entrada a la gran sala de oraciones decoradas con ébano, marfil y madreperla. El patio alberga las tumbas de Solimán y su mujer.

dscn0563

dscn0557

En los barrios que rodean las antiguas murallas de la ciudad de la época de Constantino, se encuentra el Museo Kariye de San Salvador en Chora. El museo es una basílica bizantina con magníficas pinturas murales y los mosaicos son considerados los mejores del mundo.

dscn0578

En los alrededores del museo se encuentra el barrio de Fener con calles animadas, y originales casas otomanas de madera.

La gastronomía turca merece un capítulo aparte. Toda mi vida he sido fan de sus platos que unen influencias del Medio Oriente con Asia Central. El yogurt, las frutas secas, las olivas y el aceite de olivas, son algunas de sus ingredientes. Los Dolma (literalmente “cosas rellenas”) son imperdibles; consisten en verduras como pimentón verde, calabacín, berenjena, tomate, flores de calabaza (incluso mejillones) rellenas de arroz o arroz con carne, aderezadas con yogurt y especies. La carne, pollo y las costillas de cordero son deliciosas y el pescado es tradicional en Estambul, y específicamente en el barrio de Eminönü. Por supuesto que la especialidad más conocida fuera de las fronteras, el Kebab, también se puede encontrar en Estambul. Los dulces son deliciosos, comenzando por el Baklava y el Lokum (ver abajo “Experiencias Top”).

 

Tips

  • Como en todas las metrópolis, el tráfico es caótico en Estambul, sobretodo de día. No le recomiendo manejar o tomar un tour con un autobús grande porque perderá muchísimo tiempo en el tráfico. Use el transporte público o un taxi.
  • El tranvía y el metro son medios excelentes para visitar todos los monumentos de Sultanahmet (parada se llama SultánAhmet) y los barrios de Çemberlitas y Beyazit.
  • Para los lugares afuera de las murallas, como el Museo Bizantino, hay autobuses, pero si cuenta con poco tiempo tome un taxi.

dscn0629

  • Para visitar la mezquita Sultán Ahmet o Suleymaniye, o cualquier otra mezquita, hay que tomar en cuenta que, durante los momentos de rezo, están cerradas para los visitantes. Los rezos se realizan cinco veces al día y las horas varían constantemente porque dependen de la rotación de la tierra y la latitud donde se ubica la mezquita. Los horarios se encuentran en las entradas. Si llega en ese momento, como me sucedió en dos oportunidades, aproveche para ver algo en los alrededores y regrese.dscn0590
  • Para entrar en las mezquitas es necesario quitarse los zapatos y cubrirse la cabeza. Debido al alto tráfico de personas, las alfombras suelen ser poco higiénicas, lleve medias para evitar los pies descalzos. En las entradas están unas bufandas para taparse la cabeza, pero es preferible llevarse una propia.
  • Se puede cambiar las divisas en casas de cambio o en bancos.
  • El turismo es una de las principales fuentes de ingreso de Turquía, y esto es lo que precisamente los terroristas han querido golpear con las bombas que han colocado en los últimos años, (incluyendo una en SultánAhmet) sin embargo los atractivos del lugar continuaran atrayendo visitantes.

 

Curiosidades

  • En Turquía absolutamente todo hay que negociarlo, el día entero es un continuo regatear: los taxis, los productos, y hasta los dulces en las pastelerías tienen un precio negociable. Es parte de su idiosincrasia y es casi una ofensa para ellos si usted no regatea.
  • Por el mismo hecho que los productos y servicios tienen un precio negociable, fije el precio de antemano con los taxistas, porque algunos suelen aprovecharse del desconocimiento de las personas no locales.

stambul-1128

stambul-1146

  • En el Palacio Topkapi se pueden admirar curiosos objetos. Desde el segundo patio se puede acceder al Patio del Diván, donde se encuentra pequeño grupo de edificios que albergaba las deliberaciones del consejo de ministros del sultán. Muy rara la celosía desde la cual los sultanes podían escuchar los debates sin ser vistos. En el mismo grupo de edificios hay una colección de relojes antiguos y una de armaduras y armas. En el tercer patio, a mano derecha, en la segunda sala, se encuentra el “Puñal Topkapi”, el más caro del mundo, elaborado con oro, diamantes, esmeraldas y piedras preciosas; y en la tercera sala se encuentra el tercer diamante más grande del mundo, el “Diamante del Cucharero” de 84 kilates que, según la leyenda, se encontró un pobre hombre rebuscando en la basura y lo vendió a un comerciante por 3 cucharas relucientes (de ahí proviene su nombre). A la izquierda se encuentran la habitaciones de las reliquias de Mahoma y La Meca.

img_0535

  • El “Cuerno de Oro” es la desembocadura del río Bósforo en el mar. Forma un puerto natural y fue acondicionado por los griegos para formar la ciudad de Bizancio. Es atravesado por cuatro puentes, el más famoso el el Gálata.

 

Experiencias Top

  • Un crucero por el Bósforo, es una bonita manera de ver a la ciudad desde otra perspectiva.

dscn0520

  • El colorido Gran Bazar tiene muchos productos, ha estado en la ciudad vieja por siglos. Comenzó como un galpón en 1461 y creció hasta convertirse en el laberinto que es hoy. Es realmente gigante y caótico, tiene 58 calles, 22 puertas, 20.000 trabajadores y 4.000 tiendas, se necesitan al menos tres horas para ver una pequeña parte. Aún los que no sean amantes de las compras, deben hacer una visita a este pintoresco lugar. Existen productos típicos realizados con tradiciones artesanales que conviene comprar en Estambul: alfombras (la calidad de las alfombras turcas, junto a las persas, es mundialmente conocida); cerámica realizada y pintada a mano, toallas de algodón orgánico, joyas de oro y plata, bolsos de piel, bufandas o pashminas, jabones y esponjas naturales, ropa y Narguile. Por supuesto que en el Bazar de las Especies se pueden adquirir condimentos, como azafrán, curry, pimienta de todos los colores, caviar, hiervas secas, miel y frutos secos… Comprar en los bazares es un ritual de regateo acompañado de tés y regalitos de parte de los vendedores, como los ojos anti-mal de ojo turcos.

stambul-1163

  • En el Bazar de las Especias o las pastelerías y casas de té en el centro se pueden conseguir delicias para los amantes de los dulces… kilos de miel con kilos de frutos secos. Las coloridas confecciones de Lokum o Rahat Lokum, son unas unas gelatinas o gominolas, también conocidas como “tukish delight“, que están hechas de almidón y azúcar, miel o melaza. También son populares en otros países del medio oriente y los países bálticos. Las variedades más sofisticadas contienen pedacitos de dátiles, pistachos, avellanas y nueces, agua de rosas, flores de naranja o limón, canela o menta.
  • No deje de probar las frutas secas. Turquía es un gran exportador de estos productos, las avellanas de allí son usadas para fabricar la famosa Nutella.
  • Ir a un Hamman: los baños turcos son un “must” en Estambul. Cuando hable con la recepcionista –a su llegada- decida el nivel de tratamiento que quiere: bañarse por sí solo, ser lavado, incluyendo un scrub o un masaje con aceite. Estos son dos de los más bonitos: http://www.cemberlitashamami.com/index.php?dil=es, http://www.cagalogluhamami.com.tr/es

 

¿Cómo llegar? En avión al Aeropuerto Internacional de Estambul, llamado oficialmente Aeropuerto Internacional Atatürk. Muchos cruceros prevén Estambul en sus paradas.

Visa: Los ciudadanos de la Comunidad Europea que quieran permanecer por un periodo inferior a 90 días están exentos de visa. Si pertenece a algún país de Latinoamérica o cualquier otra zona, consulte este sitio: https://www.evisa.gov.tr/es/

Moneda: Lira Turca

Lenguaje: Turco

You may also like...

3 Responses

  1. Esra sergi says:

    Great article!

  1. March 28, 2017

    […] A lo largo de la Edad Media la isla fue construyendo todas estas fortificaciones, mientras estuvo bajo el control de los Venecianos, (de hecho, el León de San Marco, símbolo de Venecia, está presente en ellas) quienes las usaban para defenderse de los Otomanos. Para más sobre cultura del Imperio Otomano, lee mi post sobre Estambul. […]

  2. December 18, 2017

    […] cuando cesó la persecución de la comunidad hebrea en Italia. La arquitectura recuerda a la de Santa Sofía en Estambul por sus elementos similares. Un pequeño museo Hebraico en el segundo piso contiene la historia de […]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Te gusta el blog? Comparte con tus amigos :)

Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.mundotraveller.com/2016/09/17/que-ver-en-dos-dias-en-la-ciudad-de-dos-continentes-estambul/
YouTube
Instagram